Tipos de rinoplastia, abierta y cerrada

Hoy vamos a tratar de arrojar un poco más de luz acerca de la rinoplastia, ya que sobre ella existen diversos tipos.

La rinoplastia es una de las operaciones más demandadas a la hora de realizarnos algún retoque estético en la cara, y es que solucionar problemas de tamaño o de desviación en la nariz es cada vez más frecuente, y se obtienen mejores resultados.

A menudo, muchas personas tienen mermada su autoestima, debido a que ven en su nariz un problema estético que no pueden corregir con maquillaje o cremas, para estos casos, donde el paciente sufre debido a una desviación o una nariz muy pronunciada, la rinoplastia es una gran oportunidad, los resultados son magníficos y al final la intervención resulta una inversión en autoestima, y en definitiva en la salud mental de estas personas.

Rinoplastia abierta y rinoplastia cerrada diferencias:

rinoVamos a explicar las dos tipos de técnicas que existen para realizar una rinoplastia:

  • Rinoplastia cerrada: Suele ser la técnica más utilizada por los cirujanos y ofrece una gran ventaja: no existe cicatriz visible. Se accede a los cartílagos, tabique o la zona sobre la que se deba hacer algún tipo de acción mediante las fosas nasales, de esta forma la intervención se salda sin incisiones exteriores, y resulta mucho más cómodo a largo plazo para el paciente, el hecho de no verse con ninguna marca de la intervención. El cirujano tiene acceso a la mayoría de zonas problemáticas, de este modo, puede moldear la sección hasta lograr que la nariz tenga la forma deseada.
  • Rinoplastia abierta: Es una intervención más laboriosa que la cerrada, y se basa en que el cirujano realiza una incisión en la zona media de la nariz, con el fin de dejar los huesos y cartílagos, más accesibles. Por regla general se recomienda para casos de pacientes más complicados, o segundas operaciones.

Cada tipo de operación está recomendada para unos casos concretos donde debemos tener en cuenta las características del paciente y sus problemas.

¿Merece la pena la rinoplastia como intervención estética?

rinoplastia tiposLo cierto es que es una intervención muy grata para los pacientes que a ella se someten, ya que unos pequeños retoques en la zona, puede cambiar totalmente el perfil de una persona haciendo que nuestro rostro quede en armonía y con proporciones mucho más estéticas.

No obstante, en caso de que una rinoplastia se lleve a cabo por motivos de salud en los que sea necesario la intervención, siempre recomendamos someterse a la operación sin reparos, ya que son profesionales acostumbrados y cualificados que suelen llevar a cabo este tipo de intervenciones y que mejorará notablemente nuestra calidad de vida.

En definitiva, debemos saber que la mayoría de problemas que tengamos en la nariz, pueden ser solucionados con esta intervención, y saber que en nuestro caso es mejor la rinoplastia cerrada o abierta, nos podrá informar acerca de la complicación del mismo y también si quedará o no cicatriz. Si tiene cualquier duda acerca del tipo de rinoplastia o el postoperatorio, no dude en consultar con su cirujano cualquier cuestión, con el fin de tranquilizar, y tratar de explicar de la manera más detallada cómo afrontar su caso particular.

Como recomendación, siempre debemos consultar a más de un especialista, para finalmente decantarnos por aquel que nos ofrezca más seguridad y confianza, con el único fin de lograr el resultado más óptimo posible. Además tras a ver encontrado el especialista indicado para nosotros este nos resolverá cualquier duda o temor que podamos tener haciendo que desaparezca de inmediato. Nos recomendará la mejor opción para nuestro caso especifico haciendo que las posibilidades de éxito aumente notablemente.

También cabe decir que con ambos tipos de rinoplastia se obtienen unos resultados excelentes, y que el cambio de aspecto suele ser satisfactorio en la gran mayoría de ocasiones.

Ambas opciones ofrecen resultados fantásticos dependiendo del profesional que nos atienda y la clínica en la que hayamos llevado a cabo en tratamiento. Si damos prioridad a la calidad encontraremos cientos de centros perfectamente equipados y con la seguridad necesaria para no poner en riesgo nuestra salud

Por último, os dejamos un vídeo de un especialista en temas de rinoplastia para que nos de su opinión y explique un poco más acerca de los tipos o técnicas de esta maravillosa intervención:

Tipos de rinoplastia, abierta y cerrada
4.44 (88.89%) 18 votes

1 Comment

  1. Operación de nariz abierta y cerrada 22 Abril, 2014 at 14:08 Reply

    Quiero darles mi experiencia con esta operación. Lo he escrito en tercera persona, espero que no les moleste.

    En muchas ocasiones no estamos conformes con el tamaño y forma de nuestra nariz, ya sea por exceso de tamaño de esta, por tenerla desviada, por problemas en el tabique nasal …

    En todos estos casos, la operación de rinoplastia es la única que va a poder moldear la forma de tu nariz a tu gusto, obteniendo unos resultados más que satisfactorios para casi todas las pacientes, y mejorando no solo el aspecto físico, sino también mejorando otros problemas muy comunes, como la dificultad de respirar correctamente en caso de tener el tabique nasal desviado (y que es causa de ronquidos y mal descanso por la noche).

    Ahora bien, existen dos técnicas bien diferenciadas de la rinoplastia, nos estamos refiriendo a la técnica de rinoplastia abierta y la técnica de rinoplastia cerrada. En ambos casos se conseguirá cambiar la forma de la nariz sin problemas, pero una de ellas es algo más agresiva que la otra y solo se utiliza en casos complicados.
    Rinoplastia cerrada

    Este es el método más común de operar hoy en día, aunque es algo más dificultoso para el cirujano, es el método que apenas deja cicatrices (o mejor dicho, las pocas cicatrices que deja son internas y no se ven) y justo por eso es por lo que más se utiliza.

    El cirujano trabajará la nariz por las fosas nasales, de esta manera como decimos toda la cicatrización de la operación no se verá a simple vista.

    A través de las fosas nasales, el médico moldeará el cartílago y el hueso, dando la forma que deseas sin mayor problema. Se trata de una técnica sencilla, pero hay que tener mucha pericia y experiencia para obtener buenos resultados, de ahí que sea necesario que encuentres a un buen cirujano que pueda operarte y que sepas que tiene detrás un historial de éxito.

    Rinoplastia abierta

    Ahora bien, si la rinoplastia cerrada apenas deja cicatrices, ¿por qué se utiliza la técnica de rinoplastia abierta?

    Esta pregunta tan lógica tiene fácil respuesta. La rinoplastia abierta permite al cirujano trabajar directamente con el hueso y con el cartílago, haciendo que la precisión aumente considerablemente y permitiendo que determinados procedimientos se puedan terminar sin problemas.

    Por ejemplo, en el caso de una rinoplastia de aumento (vamos, en el caso de que el paciente se quiera hacer la nariz más grande), es común que se utilicen sustancias de relleno, pequeñas prótesis o incluso el propio cartílago del paciente que ha sido extraído previamente. Estas operaciones de precisión son muy difíciles de realizar con la rinoplastia cerrada, y es por ello que es necesario tener que hacer un corte en la base de la nariz (columela) y así “abrirla” para poder trabajar.

    En todos estos casos estamos hablando de temas estéticos, pero imagináos por un momento una persona que ha sufrido un fuerte traumatismo en la nariz debido a un accidente de tráfico y ésta ha quedado totalmente desfigurada. En estos casos también es muy normal optar por la rinoplastia abierta, pues el hecho de tener que trabajar en una nariz fuertemente desfigurada puede ser complicado y menos importante es la pequeña cicatriz que queda al final, lo realmente importante es conseguir que la nariz quede funcional al 100% y lo más parecido a cómo la tenia previamente el paciente.

    Anestesia, postoperatorio y recuperación

    En la rinoplastia cerrada lo más normal es utilizar anestesia local y sedación. Además, el postoperatorio es muy corto, pues aunque es verdad que aparecerá inflamación, apenas existen grandes cortes y grandes manipulaciones de hueso y cartílago.

    En la rinoplastia abierta se utiliza anestesia general al ser una operación más agresiva. La recuperación es más lenta,

    pues la inflamación es mayor y puede necesitarse el doble de tiempo para recuperarse totalmente que la cerrada.

    Sea como sea, no debes preocuparte por estos síntomas, pues con el pasar de los días la inflamación irá desapareciendo gracias a la medicación que te recomendará el médico.
    Precios

    Los precios de esta operación de nariz es variable, porque depende de la situación de cada paciente y de lo que quiere conseguir.

    De todas formas, debes pensar que un mínimo de 2500 euros por todo el proceso es difícil que encuentres algo, y más si se trata de un cirujano de prestigio como hemos recomendado más arriba.

Deja un comentario

Required fields are marked *.