La recuperación de la mastopexia

El proceso de recuperación postoperatoria de una mastopexia es bastante soportable y muy poco doloroso, siendo los primeros dos días los más molestos, sintiendo luego una mejoría con respecto al dolor.

También la recuperación postoperatoria depende demasiado del tipo de técnica que se haya empleado, siendo más fastidioso y largo recuperarse de una mastopexia en la cual se ha llevado la implementación de la técnica T invertida.

A pesar de ello, todas las molestias suelen ser controlables consumiendo los medicamentos recetados, pero sin evitar sentir cierto dolor en los senos por un par de semanas.

¿Cuándo me quitarán los puntos?

Los parches o vendajes son retirados pasados algunos días y son sustituidos por un sujetador especial. Mientras tanto, los puntos son retirados entre la primer y segunda semana después de la cirugía de mastopexia, mientras que el edema no se retira por completo anteriormente entre las 3 y 6 semanas. Los pezones normalmente suelen causar una sensación de ardor mientras transcurren las primeras dos semanas.

Algo fastidioso resulta el hecho de no poder realizar gran cantidad de movimientos, principalmente durante los primeros 10-15 días posteriores a la cirugía, para así poder evitar que las heridas se abran y que las prótesis se muevan (en el caso de que te hayas puesto).

Es en la tercera semana cuando la paciente puede comenzar a llevar una vida efectivamente normal. Y aunque se pueda reanudar el trabajo días después de realizada la operación, ésto depende de la intensidad que requieren las actividades a las cuales se dedica. Se necesita prevenir levantar objetos por sobre la cabeza en un período de entre 2 ó 3 semanas aproximadamente.

Sostenes especiales

Durante todo el primer mes, es aconsejable utilizar un sostén especial sin varilla, el cual se encargue de mantener al seno en su posición, ayudando a prevenir movimientos bruscos y adaptar a los senos a su nueva condición después de la operación. También se aconseja que ese sostén sea de cualquier marca y estilo, y debe emplearse por al menos seis meses, pero olvidando utilizar sostenes con varilla por siempre.

Como en toda cirugía estética, la mastopexia es siempre una técnica segura, mientras la practique un cirujano el cual esté enteramente calificado para llevarla a cabo, aunque como en toda operación, podrían ocurrir complicaciones y riesgos relacionados a la cirugía de mastopexia. La mastopexia además, deja cicatrices que son visibles y permanentes, que igualmente se alivian con el transcurrir del tiempo y que bien se pueden ocultar por debajo del bikini o sostén.

En fin, es un mes después de la cirugía cuando se puede comenzar a observar el resultado correcto de la mastopexia, luego de una reducción notable de la inflamación, aunque recién puede verse el resultado definitivo a los 6 meses, cuando los senos ya se localizan en una posición más estable. Pero mientras tanto, se deben emplear los cuidados necesarios como para no empeorar la recuperación y así alargar el tiempo de espera para la finalización de la misma, así como mantenerse en un contacto permanente con el cirujano implicado consultando cualquier duda que surja y notificándolo ante cualquier dolor o molestia que tengas.

La recuperación de la mastopexia 5.00/5 (100.00%) 1 vote

1 Comment

  1. POSIBLES COMPLICACIONES

    Como en el resto de webs de este tipo falta información sobre la NECROSIS.
    La necrosis NO es un problema de cicatrización, es la muerte de tejidos
    por diferentes causas.

    Existen diferentes factores para que se produzca necrosis en una cirujía, pero
    el más común es la falta de riego durante la operación debido al fallo de la técnica
    o infección. También la tensión excesiva de la piel, operación combinada
    (liposubción-abdominoplastia)… etc.

    Las diferentes técnicas de mamoplastia para conseguir una elevación de los senos
    dependen del grado de caida, del volúmen del pecho y el resultado que la
    paciente quiera conseguir + el riesgo que decida asumir.

    La forma de preservar el complejo areola-pezón es mantenerlo con riego sanguíneo
    durante la operación (en la mama existen 2 sistemas de vacularización);
    es decir preservar el tejido retroarealoar (detrás del pezón).

    Los cirujanos suelen usar la técnica de mamoplastia vertical de pedículo superior
    con doble rama o que normalmente denominan “en forma de ancla”. Esta es
    la técnica que tiene mayor riesgo en cuanto a producir NECROSIS, debido a la
    de incisión (el alrededor del pezón el corte es más amplio).

    Es una técnica que afecta a los sistemas de vascularización en mayor medida y
    compromete la viabilidad del CAP (complejo areola-pezón) que puede conducir
    a una isquemia y subsiguiente NECROSIS.

Deja un comentario

Required fields are marked *.