¿Se puede realizar una otoplastia por la seguridad social?

Aunque la otoplastia es una operación destinada a mejorar la estética, es verdad que la Seguridad Social puede llegar a cubrir los costes de esta operación.

En muchas ocasiones, las orejas, son un elemento que resulta muy antiestético, y la solución pasa en la mayoría de los casos por una intervención estética: la otoplastia.

resultado otoplastiaEn la mayoría de casos, los pacientes que demandan este tipo de cirugía son niños, adolescentes o jóvenes, pues son los rangos de edad donde más importancia tiene la imagen para las relaciones sociales.

Las orejas de soplillo, pueden ser un objeto de burla entre compañeros de clase en las épocas más complicadas como la pubertad, en la que los niños, se comienzan a socializar y establecer lazos de amistad.

Requisitos para que la Seguridad Social se encargue de la otoplastia

En cuanto a la posibilidad de que la otoplastia sea cubierta por la seguridad social, debemos analizar las opciones que pueden ocurrir para que se de este hecho:

  • Que se trate de una malformación que provoque problemas de salud, o sea necesario una reconstrucción de las orejas debido a un accidente.
  • En el caso de que la intervención sea meramente estética, será un profesional quien evalúe los daños psicológicos que puede provocar la apariencia de las orejas en el paciente.

Por regla general, la otoplastia, soluciona problemas estéticos, pero que pueden repercutir en daños psicológicos de esta forma, un psicólogo profesional, deberá redactar un informe, en el que se analice la situación del paciente, y de esta forma poder decidir si la operación la cubre la seguridad social o no.

El procedimiento típico, es acudir a la consulta del médico de cabecera o el otorrino, y estos nos mandaran al profesional que evaluará un posible transtorno.

Son muchos los niños que sufren las burlas y desprecios de compañeros porque simplemente, tienen unas orejas más pronunciadas que los demás, desafortunadamente esta situación es difícil cambiarla a nivel social, pero la otoplastia, nos ofrece una posibilidad real, eficaz y rápida para este problema.

Qué debemos tener en cuenta a la hora de decidirnos por la intervención:

seguridad social cubre la otoplastiaEs importante consultar las posibilidades con un médico especialista, pero también ser realistas con nosotros mismos y buscar unos resultados que mantengan nuestros rasgos faciales característicos de forma que no perdamos personalidad o cambie demasiado nuestra imagen, pues el resultado podría no agradarnos completamente.

Especialmente cuando se trata de pacientes jóvenes, se debe explicar bien en qué consiste la operación, cuales serán los resultados esperados, y que post-operatorio se llevará a cabo. Esto ayudará a que el niño colabore más en la intervención y sea más optimista con el proceso.

Como conclusión, las únicas opciones de que la otoplastia sea cubierta por la seguridad social, es que o bien sean un problema importante para nuestra salud física, o que un especialista dictamine que podemos sufrir problemas psicológicos como consecuencia de este complejo. En ambos casos, la operación será realizada por la sanidad pública y el paciente entrará en lista de espera para su intervención.

Siempre que acudamos a centros y clínicas especializados en este estilo de intervenciones y las cuales cuenten con las instalaciones necesarias no debemos preocuparnos por nuestra salud, pues se encontrará en manos de auténticos profesionales quienes conocen las tácticas necesarias y escogerán la mejor opción para cada persona especifica. Si albergamos alguna duda en relación con este tratamiento deberemos informarlo a nuestro médico, quien se encargará de resolverla y de disipar cualquier temor que podamos sentir.

La sanidad pública, nos garantiza evitar problemas económicos, pues algunos pacientes no alcanzan para costearse este tipo de cirugía y nos garantizan ciertos niveles de seguridad que en las entidades privadas debemos examinar nosotros mismos.

¿Se puede realizar una otoplastia por la seguridad social?
4.25 (85%) 8 votes

6 Comments

  1. Hola soy Unai, tengo 18 años y quisiera que no se burlasen más de mis orejas. Aunque no les haga caso siempre molesta y quiero ser feliz en esta época de la vida, estoy ya un poco cansado. Si me ayudaríais os lo agradecería muchísimo ya que mis padres no están pasando por un buen momento económico.

Deja un comentario

Required fields are marked *.