Orina colúrica: Controlar el color de la orina

Cada mujer debe conocer su cuerpo, y aunque suene un poco escatológico, es importante que tengan un control sobre sus heces o la orina.

La orina a veces puede dar detalles importantes sobre qué enfermedad puede rondar por tu cuerpo, o indistintamente coger color (orina colúrica) sin ser realmente algo más que una orina teñida de un color distinto al habitual pero sin remarcar ninguna infección, ni ningún tipo de enfermedad. Esto sin duda alguna, debe crear una señal de alerta en nosotros, y si se prolonga, acudir a un médico cuanto antes.

Hay varias clases de orina colúrica y gracias su color se puede saber qué es lo que podemos determinar referente a él, pero siempre es importante la analítica de la misma para poder hacer referencia de que realmente el color sea debido a esa enfermedad o infección o simplemente haya sido por otras circunstancias nada alarmantes.

¿Qué determina el color de la orina?

Los colores que determinan el tipo de orina que tenemos o las causas a las que se pueden deber ciertas enfermedades u infecciones son las siguientes:

  • orina colúricaColor amarillo, más intenso o más claro: Cuando hablamos de este tipo de color hacemos referencia a la orina “normal” es decir es el color típico que tendremos en una orina sin ningún tipo de problema. Puede ser más oscura por una concentración más alta de orina o menos hidratación o en su defecto puede ser amarilla clara incluso casi transparente cuando el cuerpo está bien hidratado y lleno de agua.
  • Color vinagre o amarronado: Por norma general este color viene reñido con enfermedades hepáticas, pero para detectarlo se ha de tener muy en cuenta una analítica de orina ya que una retención en un día de orina puede dar el mismo color en la orina sin mostrar ningún tipo de enfermedad hepática sino un color más oscuro por menos hidratación y menos renovación en la orina.
  • Orina roja: Una orina rojiza puede darse perfectamente en las infecciones, las bacterias se encargan de cambiarle el color a la orina para que muestre este tipo, aun así siempre se ha de detectar la orina con un cultivo en este caso, porque puede denotar otro tipo de enfermedades o problemas renales.
  • Orina naranja: Suele darse con una concentración de orina alta durante el día, puede mostrar ese color, no indica mayor problema. Al igual puede teñirse la orina de este color por comer ciertos alimentos que ayuden a la coloración de la misma como zanahoria u otras hortalizas o frutos. La orina naranja también puede darse al tomar ciertos medicamentos como algunas familias de antibióticos.
  • Orina verde: La orina de este tipo de color puede demostrar desde una infección hasta una ingesta de colorantes que creen ese tipo de color. Los espárragos pueden crear este tipo de colorante natural en nuestra orina.
    Puesto que se puede dar por varios motivos es necesario hacer un cultivo de orina para analizarla y definir de que se trata.
  • Orina rosa: La orina rosa demuestra que existe sangre en la orina, los motivos pueden ser muy diversos por lo tanto es importante saber realmente de que se trata a través de un cultivo. Entre los motivos más comunes podemos encontrar desde la toma de laxantes, o una enfermedad denominada metahemoglobinemia, hasta por la ingesta de remolacha sin tener más importancia su coloración. Cuando se está bien hidratada y el cuerpo está lleno de agua puede tener un color rosado muy claro o incluso anaranjado.
  • Orina azul: Esta orina rara vez se verá habitualmente, sino se consumen drogas o su bebe recién nacido a nacido con el síndrome del bebe azul, por tanto es importante sobre todo en recién nacidos darse cuenta de este tipo de coloración en sus orinas, aunque realmente una vez nacidos, antes de darse el alta los médicos analizarán estos tipos de enfermedades que se pueden detectar con otros síntomas.
  • Orina negra: Es bastante extraña de ver pero dada esta coloración en la orina puede ser la enfermedad genética alcaptonuria.

Otros factores a tener en cuenta

Además del tipo de coloración que nos puede definir ciertas enfermedades, infecciones o simplemente cambios de color debido a sucesos naturales, hay otros factores a tener en cuenta en la orina para detectar otros motivos, tales como:

  • Excesiva espuma: Puede darse cuando hay proteínas en la orina, en el caso de una embarazada eso determina la preclampsia y puede provocar bastantes problemas tanto en la madre como en el feto.
  • Una orina con textura como láctea: Puede ser debido a que exista pus en la misma.

Por tanto es importante para todas las mujeres observar bien su orina, sobretodo en caso de dolor u incomodidad y no dudar de acudir a un médico a que le hagan un cultivo y descarten posibles enfermedades. Aunque para algunas mujeres puede resultar algo incómodo, es importante ser conscientes de la importancia de este tipo de problemas de salud, por lo que no debemos pensar en otra cosa que no sea solucionarlo.

Orina colúrica: Controlar el color de la orina
2.6 (52%) 5 votes

Deja un comentario

Required fields are marked *.