Máquina de fotodepilación Philips

Siempre que se habla de las opciones de depilación definitiva la duda que os surge es ¿fotodepilación o depilación láser? Y nos olvidamos de la opción ¿dentro o fuera de casa? Porque es cierto, podemos realizar la depilación nosotros mismos en casa, sin perder el tiempo en ir a un centro especializado, gracias a varios productos que podemos encontrar en el mercado.

Si nos decidimos por la fotodepilación, se ha comenzado a comercializar en los grandes almacenes una máquina depiladora de la marca Philips, una de las empresas líderes en la venta de electrodomésticos, lo que siempre es una garantía. Vamos a hacer un repaso por sus cualidades, ventajas e inconvenientes.

Características de esta máquina de depilación

El sistema de eliminación de vello mediante luz pulsada intensa Philips Lumea es un dispositivo fácil de usar y portátil que nos permite estar libre del vello no deseado y disfrutar de una piel suave todos los días. Y además, como ya hemos mencionado con anterioridad, podemos disfrutar de esta innovadora tecnología en la comodidad de nuestro hogar. Su batería es recargable, por lo que no deberemos preocuparnos de comprar pilas, sino que basta con conectarlo a la red eléctrica de casa.

En cuanto al modo de uso, funciona como cualquier máquina de fotodepilación convencional mediante las cuales unos suaves pulsos de luz se aplican directamente al cabello y la melanina en la raíz del pelo y el cabello absorbe los pulsos de luz. Este proceso se traduce en que el folículo piloso entra en una fase de reposo y se inhibe el crecimiento de un nuevo rebrote de cabello de forma natural. Con este tratamiento simple y suave una vez cada dos a cuatro semanas conseguiremos evitar que las raíces del pelo se vuelvan a activar y que el cabello nuevo vuelva a crecer.

Esta máquina portátil de luz pulsada es muy fácil de utilizar, pues el dispositivo de mano nos aporta la máxima libertad para realizar el proceso y además una ventana de unos tres centímetros no ayudará a centrarnos en zonas más grandes, haciendo que el tratamiento sea más efectivo. La batería se carga en una hora con la funcionalidad de carga rápida (ochenta por ciento de carga en una hora) o una hora y media completamente. Para controlar la descarga de batería, Lumea cuenta con una luz indicadora de batería baja. La luz ‘prêt-à-flash’ nos servirá para indicar la posición correcta en la piel.

¿Qué zonas podré depilar?

Del mismo modo que ocurre con otras depiladoras de luz pulsada, el tratamiento es adecuado para zonas como las axilas, el área del bikini o las piernas y no es adecuado, sin embargo, para cabellos de color rojo, gris o rubio claro y en pieles muy oscuras o negras, y tampoco es apto para su uso en la cara.

El sistema incluye DVD con todas las instrucciones necesarias para conocer el funcionamiento del aparato y sobre cómo realizar el tratamiento de depilación completo. Además, viene con bolsa de almacenamiento, un paño especial para su correcta limpieza, un adaptador y el cargador de la batería.

¿Cómo utilizar la máquina? Consejos

Para un correcto funcionamiento y unos resultado óptimos, debemos asegurarnos de rasurar o afeitar bien la zona que vamos a tratar en los primeros usos, en el resto no será necesario este primer paso. Una vez realizado esto, debemos seleccionar la intensidad de la luz correcta (indicada en el libro de instrucciones para cada piel) y aplicar pulsos de luz para el pelo.

Debemos repetir el procedimiento cada dos semanas en las axilas y área del bikini y mensualmente en las piernas. Notaremos cómo se va suavizando nuestra piel con cada aplicación y casi desde el primer día.

Riesgos y efectos secundarios

No existe riesgo alguno en su utilización, es muy seguro. Es un tratamiento suave, por lo que no debe provocar heridas o quemaduras. Si ese fuera el caso, acuda inmediatamente a su dermatólogo de confianza para que le ponga en tratamiento. No obstante, antes de iniciar un tratamiento con la depiladora Phillips, debemos consultar con un médico, ya que el consumo de algunos medicamentos no es compatible con la fotodepilación y podría provocar reacciones adversas tras su utilización. Además, se trata de un sistema que no deja residuos, no mancha, es bastante asequible y prácticamente indoloro.

Garantía y precios de la máquina de fotodepilación

Para nuestra tranquilidad, el fabricante nos da dos años de garantía, se puede adquirir vía internet o en nuestra tienda de electrodomésticos habitual y su precio es de unos cuatrocientos veinte euros (420€), sólo una parte de lo que costaría un tratamiento de este tipo en una clínica.

Una vez vistas sus virtudes y ventajas, ¿quién tiene una excusa para no tener una piel libre de vello y sin salir de casa?

Te aconsejamos que, si de verdad estás interesada en obtener más información sobre este tipo de máquinas depilatorias, visites nuestro extenso artículo sobre la depilación láser en casa, donde encontrarás más artículos que son similares a esta máquina de fotodepilación de Philips.

Puntúa este artículo

Deja un comentario

Required fields are marked *.