Mamoplastia vertical

La mayoría de las mujeres desea tener senos de gran tamaño para lucir más atractiva y sensuales, ya que estos son símbolos de feminidad. Muchas de ellas poseen senos muy pequeños y otras afortunadamente poseen senos grandes, pero no siempre es agradable, ya que los senos de gran volumen y demasiado peso traen problemas a la salud y aunque parezcan al principio estético y atractivo, con el tiempo terminan siendo afectado por la fuerza de gravedad y luciendo antiestético.

Además durante el embarazo los senos se agrandan aun más y después de dar de mamar al bebé puede que se descuelguen. La mejor opción para modificar la apariencia de los mismos es realizarse una mamoplastia reductora. Esta cirugía estética no afecta a la función que tiene esta para alimentar al bebé.

Consiste en retirar el exceso de piel y de grasa de la zona, algunas veces esta operación puede combinarse con liposucción si existe demasiada grasa. El exceso de piel es retirado y la mama es levantada, el pezón y la areola toman una nueva posición, en la cual quedan bien fijas hacia delante y no hacia abajo como antes de la cirugía. También es posible reducir el tamaño de la areola, ya que una areola pequeña quedará proporcionada con un busto más pequeño y se verá mucho más estético. De esta manera se puede mejorar el aspecto de los senos y reducir los problemas que pueden traer para la salud.

La mamoplastia se realiza con diferentes técnicas, dependiendo del caso de cada paciente, pero también se tiene en cuenta la forma de las incisiones que se realizan, ya que las mujeres no desean tener demasiadas cicatrices visibles en las mamas, porque luego no pueden utilizar algunos tipos de bikinis o sostenes, por eso es que optan por la mamoplastia vertical.

¿Qué es la mamoplastia vertical?

La mamoplastia vertical es la cirugía de reducción de mamas en la que para reducir el volumen se realiza una incisión con forma de T invertida o forma de ancla.

La mamoplastia con incisión vertical se utiliza en mujeres en las que tengan un poco de descolgamiento y un tamaño moderado de mamas y necesiten pequeñas o medianas reducciones en ellas. Además es ideal para mujeres jóvenes de piel gruesa y con mucha elasticidad.

En caso de que exista mucha grasa se realizará antes de la cirugía una liposucción en la zona para eliminar la grasa y modelar la mama.

La mamoplastia vertical con incisión de forma de T invertida deja tres cicatrices, alrededor de la areola, vertical (desde la areola se expande hacia abajo hasta terminar la mama) y horizontal submamaria. A través de estas incisiones se pueden levantar muy bien las mamas y lograr que ya no luzcan caídas descolgadas, además de reducir el tamaño excesivo de las mismas.

Cicatrices, anestesia y postoperatorio

El problema de las mujeres al realizarse esta cirugía es que desean modificar la apariencia de sus senos sin que queden cicatrices, los cual es imposible, sin embargo hay cicatrices que se notan mucho menos o se disimulan mucho mejor, esto depende de las incisiones que se realizaron en la técnica que se utilizó. La gran ventaja de la mamoplastia vertical es que las cicatrices se disimulan mucho más y pasan desapercibidas a simple vista.

La mamoplastia vertical se realiza bajo anestesia general y el procedimiento dura aproximadamente entre 3 y 4 horas.
El post operatorio es sencillo, le colocarán vendas en la zona operada a la paciente y debe realizar reposo absoluto, además evitar realizar esfuerzos o levantar objetos pesados y no realizar muchos movimientos con los brazos como levantarlos o realizar movimientos bruscos.

Puntúa este artículo

Deja un comentario

Required fields are marked *.