Lipectomía abdominal para eliminar piel sobrante

Es común la flacidez y el descolgamiento de piel en el cuerpo de las personas con sobrepeso que hicieron ejercicios y dietas y lograron eliminar bastantes kilos.

Esta imperfección que queda como resultado de la obesidad o el sobrepeso luce muy antiestética, la zona que se ve más afectada con estas características siempre es el abdomen, ya que es una de las zonas en las que más se acumula grasa y aumenta el volumen y la piel se tuvo que estirar y adaptar al tamaño.

Cuando se adelgaza y el volumen del cuerpo disminuye, la piel no puede adaptarse al la nueva forma de cuerpo y por eso es que el exceso de piel, el descolgamiento de la misma y la flacidez queda en esta zona y en las de más partes del cuerpo.

Las mujeres sueñan con un abdomen plano, aquellas que tenían varios kilos de más ya dieron el primer paso, que fue adelgazar, pero todavía quedo el exceso de piel, el cual solo puede eliminarse con una cirugía. De esta manera se podrá lucir una silueta perfecta con abdomen plano con una cintura fina.

Este exceso de piel se quita con una lipectomía.

¿Qué es una lipectomía?

La lipectomía más conocida, como abdominoplastía, es una técnica quirúrgica que brinda resultados excelentes a que aquellas personas que quieran modificar y mejorar su aspecto físico. Es capaz de eliminar el exceso de piel que queda después de adelgazar, también puede eliminar tejido y reafirmar los músculos abdominales.

La desventaja es que la cirugía deja una cicatriz, la cual no se borra, sin embargo se disimula con la ropa interior, ya que esta prenda logra taparla. Se puede utilizar bikini sin que esta se note, solo se notará si el cuerpo se encuentra desnudo.

¿Cómo se realiza la lipectomía?

Primero se anestesiará al paciente para que no sienta nada durante la cirugía, se utilizará anestesia general. Luego el cirujano realizará una incisión horizontal, en el área del pubis, que se extenderá hacia las caderas, el tamaño de la incisión dependerá de la cantidad del exceso de la piel.

En el caso de tener demasiada piel se realizará una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder tirar la piel hacia abajo. La lipectomia se puede combinar con liposucción o no. Esta cirugía requiere de aproximadamente 2 o 3 días de hospitalización.

¿En cuánto tiempo se puede volver a retomar las actividades cotidianas?

El post-operatorio de la lipectomia es sencillo y no es demasiado doloroso, se debe utilizar faja durante un mes y tomar de manera correcta los medicamentos que fueron recetados por el médico. Después de la cirugía el paciente debe realizar 10 días de reposo y luego podrá volver a retomar sus actividades cotidianas y laborales. Durante estos días no se debe realizar esfuerzos.

Se puede retomar las actividades físicas y volver a realizar cualquier tipo de deportes luego de 3 o 4 semanas de la cirugía.

¿Cuánto tiempo duran los resultados de la lipectomia? ¿Y los riesgos?

Los resultados son permanentes, estos se deben mantener con ejercicios y una dieta balanceada sin demasiadas grasas.

Los riesgos de la lipectomia son:

  • Reacciones de la anestesia.
  • Infecciones.
  • En algunos casos necrosis.

¿Quién es buen candidato para esta cirugía?

Es buen candidato una persona que desea repara imperfecciones de su abdomen, en este caso la flacidez y el descolgamiento. No es apto para personas obesas que quieran adelgazar

Es ideal para las mujeres que tuvieron varios embarazos y el abdomen se encuentra flácido, también para los que adelgazaron varios kilos y poseen un gran exceso de piel en el abdomen.

ACTUALIZACIÓN: Añadimos más información a este artículo sobre al lipectomía.

Estudios con pacientes sometidos a esta operación

Como ya sabemos porque lo hemos tratado con anterioridad, la lipectomía abdominal se realiza para proporcionar alivio sintomático, funcional y estético para los pacientes con exceso de tejido abdominal.

Los pannus abdominales (exceso de tejido) puede ser el resultado de la pérdida de peso significativa o debido a la obesidad. Lipectomía abdominal es diferente de una abdominoplastia estética en que no existe ningún socavando la pared abdominal y, a menos que exista una hernia ventral, la musculatura abdominal no se modifica. Además, el exceso de piel que cubre las caderas no se aborda, lo que puede dejar al paciente con un exceso significativo de volumen en estas áreas después de la cirugía.

La población de pacientes sometidos a este procedimiento es heterogénea. Algunos pacientes sufren de obesidad mórbida y nunca han perdido una cantidad significativa de peso, mientras que otros han perdido una gran cantidad de peso, pero por el índice de masa corporal (IMC) aún se consideran obesos. Otros pacientes ya no son obesos, debido a la pérdida de peso ya sea debido a la cirugía bariátrica previa o cambios en la dieta y el ejercicio.

La creciente prevalencia de obesidad, junto con la disponibilidad cada vez mayor de la cirugía bariátrica, puede dar lugar a un aumento dramático en la demanda de lipectomía abdominal. Estos pacientes tienen una importante inversión emocional en su pérdida de peso y son los más propensos en la demanda de esta cirugía. Sin embargo, ni el paciente ni el cirujano plástico tiene los datos objetivos sobre los que evaluar la eficacia global de este tipo de cirugía, ya que no existen estudios prospectivos y no ha habido resultados reportados.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la lipectomía

La lipectomía abdominal, como abdominoplastia estética que es, está llena de complicaciones, tales como hematomas, infecciones, dehiscencia de la herida y pérdida de la piel. Las tasas de complicaciones reportadas van desde 15% al 80%.

A pesar de estas altas tasas, los cirujanos plásticos creen que están ayudando a sus pacientes mediante la realización de este procedimiento, pero ¿lo están haciendo realmente?

Hablamos ahora de un estudio realizado por la Universidad de California para valorar los resultados de esta intervención y de la satisfacción de los pacientes. Los pacientes fueron incluidos en el estudio durante un período de doce meses después de la operación y el seguimiento duró seis meses en total.

La intervención realizada para el estudio fue una lipectomía abdominal con una escisión de los pannus redundantes abdominales más bajos. La necesidad de reposicionamiento del ombligo se determinó sobre los casos individuales y cuando esto se consideró apropiado, según lo prefería el paciente y lo permitía su cuerpo, se debilitó mínimamente la pared abdominal superior para facilitar la recolocación del ombligo y minimizar el riesgo de isquemia del pannus de piel abdominal superior.

Los datos fueron recogidos durante el preoperatorio, la cirugía, en la semana de postoperatorio, en las visitas postoperatorias de un mes tras la operación, y durante seis meses, vigilando las razones para someterse a la cirugía, las comorbilidades, la intervención quirúrgica, el régimen post-operatorio y la tasa de complicaciones.

En cuánto a los resultados, la edad media de los setenta y dos pacientes incluidos en el estudio fue de cuarenta y siete años (entre veintiuno y sesenta y ocho) y hubo un predominio de mujeres. Como se mencionó anteriormente, este era un grupo heterogéneo en términos de índice de masa corporal. Cincuenta y ocho pacientes tuvieron pérdida de peso significativa antes de la consulta para la cirugía. De estos pacientes, catorce perdieron peso con dieta y ejercicio y cuarenta y cuatro pacientes perdieron peso debido a una cirugía bariátrica previa. Todos los pacientes estaban en un peso estable durante un mínimo de seis meses antes de la cirugía. Los más comunes diagnósticos médicos asociados fueron la hipertensión y la depresión.

El éxito estético de la lipectomía

Tras la operación, ninguno de los pacientes sufrió trombosis ni requirió una re-operación por complicaciones después del examen post-operatorio de una semana.

Algunos pacientes sufrieron complicaciones menores, que incluyen seroma, infección de seroma, que requiere un tratamiento con antibióticos orales e la infección localizada, que requieren antibióticos por vía oral o separación de la herida localizada. De setenta y dos pacientes, veinte (27,8%) desarrollaron una o más complicaciones menores.

Durante los seis meses de período de seguimiento, dos pacientes fueron sometidos a procedimientos secundarios debido a las dificultades importantes en la parte lateral del abdomen.

Según los datos de seguimiento de seis meses de seguimiento de sesenta pacientes , cincuenta y nueve pacientes informaron de que estaban felices de haberse sometido a la cirugía, con lo que se obtiene que sólo uno no estuviera contento con los resultados.

Lipectomía abdominal para eliminar piel sobrante 2.75/5 (55.00%) 4 votes

Deja un comentario

Required fields are marked *.