Gigantomastia juvenil o hipertrofia de los senos: Soluciones

La gigantomastia juvenil es un serio problema para las mujeres que lo sufren.

La gigantomastia (o macromastia como se define algunas veces) es un aumento exagerado de los senos de las mujeres, los cuales empiezan a desarrollarse durante la época de la pubertad, por norma general después de la primera menstruación.

Esta hipertrofia exagerada del pecho no solo puede provocar problemas en la espalda e incomodidad al realizar una vida normal, también es muy molesta debido a los comentarios hirientes que pueden desencadenar esta situación, agravando aún más el problema psicológico de la paciente.

Afortunadamente la gigantomastia tiene solución gracias a las reducciones de pecho, pero para poder operarse deben ocurrir una serie de circunstancias.

¿Qué hacer si tengo gigantomastia?

hipertrofia de senosLo mejor que puedes hacer es buscar ayuda profesional y que te asesore convenientemente. Los cirujanos estéticos y plásticos son los que probablemente te operarán, así que empieza a buscar profesionales por esa rama.

Lo mejor es operarse una vez cumplas cierta edad (rondando los 21 años) para asegurarse de que el período de crecimiento ha cesado. Esto debe ser así porque se han dado casos en los que se ha operado a una mujer en edades tempranas y luego la mama ha seguido creciendo durante unos cuantos años más, haciendo que el pecho no quede tan grande como antes, pero sí de un tamaño considerable.

Esta circunstancia puede provocar que se tenga que volver a repetir la intervención quirúrgica a los pocos años. De todas maneras, en los casos en los que la hipertrofia de los senos sea muy grande y altamente incapacitante, se opera a la mujer aun sabiendo que en un futuro tenga que volver a pasar por el quirófano.

Resultados esperados

La operación de disminución o reducción de senos es el único tratamiento aceptable hoy en día. No existen medicamentos ni remedios alternativos que disminuyan el tamaño del seno.

Los resultados que se obtienen son bastante satisfactorios porque, una vez pasado el período de recuperación, la mujer puede hacer una vida totalmente normal, sin las dificultades que podía acarrear tener el pecho tan grande. Los dolores de espalda y lumbares irán desapareciendo poco a poco y también podrás dejar atrás los problemas psicológicos y complejos que esta situación podría acarrearte.

gigantomastiaEs verdad que la reducción de pecho deja unas cicatrices considerables, pero si buscas a un buen cirujano y sigues sus consejos, podrán quedar bastante disimuladas a simple vista y no deberían preocuparte. Además, dados los beneficios en la calidad de tu vida, bien merece la pena sacrificar parte del aspecto estético y sentirse mejor contigo misma.

Si quieres ampliar información, pues encontrarla en el siguiente artículo de la wikipedia sobre la hipertrofia virginal de los senos.

Es importante decantarse por un profesional con experiencia, que nos aconseje durante todo el proceso y pueda asesorarnos realmente acerca de los resultados que podemos esperar para reducir el pecho de forma eficiente, segura y con unos resultados naturales.

Os invitamos a compartir vuestras experiencias con la gigantomastia o hipertrofia de senos, las opiniones de diferentes especialistas y los consejos para hacer este problema más llevadero.

Gigantomastia juvenil o hipertrofia de los senos: Soluciones
4 (80%) 4 votes

Deja un comentario

Required fields are marked *.