¿Qué puede hacer por mi la cirugía estética facial?

Cuando hablamos de cirugía estética facial parece que nos adentramos en un mundo de elitismo, donde la superficialidad es la protagonista de todo lo que representa la cirugía y donde solo las personas más adineradas pueden operarse de las imperfecciones de su cara.

Creemos que poco a poco todo ésto está quedando cada vez más atrás, y que la gente se está dando cuenta que cada vez son más las personas que se operan de algo porque quieren mejorar algún aspecto de su cara o cuerpo, o porque tienen algún tipo de complejo estético y quieren deshacerse de él. Esto es una actitud positiva, pues realmente, la cirugía estética puede ayudar mucho a las personas con algún tipo de imperfección o desperfecto. Y ya no sólo nos referimos al tema estético, sino al beneficio psicológico obtenido (sobre todo en la cirugía facial).

Así pues, ¿qué puede hacer la cirugía estética facial por mi?

Avances en cirugía facial

Es verdad que la cirugía estética siempre ha sido una disciplina puntera y donde siempre se han utilizado los más avanzados tratamientos faciales, pero los avances efectuados en los últimos años han sido espectaculares (y más si hablamos del campo de la cirugía estética facial, pues representa la “guinda” de este campo).

Actualmente la cirugía estética facial puede:

  • Eliminar todo tipo de bolsas y ojeras en los ojos, utilizando para ello la cirugía (blefaroplastia) o láseres.
  • cirugía estética facialCambiar completamente el perfil de tu cara remodelando el mentón (mentoplastia) y la nariz (rinoplastia).
  • Acabar con las famosas “orejas de soplillo” mediante una otoplastia (problema muy común y que suele ser causa de numerosas consultas estéticas por el complejo que se adquiere).
  • Realizar todo tipo de liftings y así eliminar las arrugas de los pacientes que tienen una piel muy castigada, ya sea por el avance de la edad o por otros factores como tomar el sol sin la protección adecuada.
  • Eliminar papadas, moldear pómulos, equilibrar tabiques nasales que nos impiden dormir bien, tratar muchos tipos de secuelas, como las causadas por el acné o por algún tipo de parálisis facial …
  • Si nos adentramos en la salud bucal, puede cambiar completamente el aspecto de tus dientes con unos buenos implantes dentales, los cuales harán que nunca más vuelvas a tener complejos a la hora de sonreír.

El ámbito facial es uno de los que más variantes estéticas permiten dentro de la cirugía, pues con una sola operación podemos cambiar radicalmente ciertos aspectos de nuestro rostro. Es importante saber cuales son las posibilidades antes de una cirugía, pero os aseguramos que en muchas ocasiones los resultados superan las expectativas de los pacientes.

Como veréis, es verdad que el plano estético es el principal protagonista de este campo de la medicina, pero lo mejor es olvidarse de prejuicios y pararse a pensar lo que la cirugía estética facial realmente es: una especialidad de la medicina que tiene como objetivo el ayudar a la gente a mejorar su aspecto físico, ya sea por placer, por salud o por temas psicológicos.

¿Merece la pena la cirugía estética facial?

Sin duda alguna, la respuesta es un rotundo SI. Hoy en día, la esperanza de vida se supera constantemente y comienzan a acudir a nuestra mente otro tipo de preocupaciones, como la estética.

Con los avances médicos que encontramos en la actualidad, es más que posible devolver a un rostro castigado por el paso del tiempo unas facciones juveniles, una piel firme y un aspecto mucho más jovial del que le corresponde por edad. Esto se traduce en que cada vez más, tratamientos como el lifting o los hilos tensores, sean demandados por mayor parte de la población.

En otra ocasión os hablaremos de otra parte de la cirugía estética que es de lo mejor que existe en esta especialidad (por no decir que es lo mejor): la cirugía reparadora.

Para terminar os dejamos un vídeo acerca de un rejuvenecimiento facial en una clínica reconocida y de prestigio:

¿Qué puede hacer por mi la cirugía estética facial?
3.25 (65%) 8 votes

3 Comments

  1. Nuestra cara es nuestra carta de presentación ante la sociedad, por eso existen tantos tratamientos faciales destinados especificamente a su cuidado y rejuvenecimiento.

    Existen casos en los que, por mucho que queramos, poco podemos hacer a base de cremas y tratamientos estéticos. Es en estos casos cuando tenemos que pensar en ponernos en manos de un cirujano plástico para que nos aconseje sobre qué tipo de cirugía facial puede irnos mejor para remediar nuestras imperfecciones.

    Existen miles de tipos de cirugías faciales, desde las menos invasivas, como pueda ser un mini linfting, hasta otras más complejas como la perfiloplastia, donde en una sola operación se intenta cambiar el aspecto de la nariz y el mentón.

    Sea cual sea tu caso, estamos seguros de que tiene solución. Solo necesitas a un buen médico que te aconseje y que diseñe un presupuesto a tu medida.
    Cirugía facial masculina

    Siempre que se habla de cirugía estética, asociamos su uso a la mujer y pensamos que el número de hombres que acuden a un cirujano plástico es muy reducido.

    Esto cada vez es menos común, pues los hombres se están acostumbrando a olvidarse de prejuicios y a poner fin a cualquier tipo de complejo e imperfección que puedan tener.

    De hecho, tan normal es que un hombre acuda a una clínica de cirugía estética, que ya existen operaciones especificamente diseñadas para ellos, como es el caso de la colocación de prótesis de silicona en el pecho para poder darle a éste un aspecto liso y musculado. Por todo ello, las operaciones que aquí os vamos a explicar sirven tanto para mujeres como para hombres.
    Cirugías faciales más comunes

    Como decíamos antes, existen multitud de tipos de cirugías para todas las partes de la cara pero, por motivos desconocidos, siempre que hablamos de cirugía facial pensamos en liftings y operaciones de nariz.

    Por eso, queremos contaros que existen operaciones para:

    Eliminar las bolsas y las ojeras de los ojos.
    Aumentar o remodelar el aspecto de tus pómulos.
    Eliminar cualquier arruga, usando liftings o láser.
    Retocar el aspecto del mentón, dándole más o menos volumen.
    Eliminar las llamadas “orejas de soplillo” con una técnica de cirugía de orejas muy sencilla.
    Remodelar tu nariz para darle la forma que desees, o para poner fin a algún problema de salud como el tabique desviado.
    Crear unos labios más voluminosos, o hacerlos más delgados si así lo deseas.
    Hacer desaparecer la odiada papada.
    Operaciones combinadas, donde en una sola sesión puedes realizarte 2 o más operaciones estéticas y así eliminar de un golpe las partes de tu cara que menos te gustan, con la ventaja de que solo tendrás que pasar por el quirófano una vez.

    El antes y el después

    Está claro que lo que te anima a ir a un médico estético es que hay algo de tu cuerpo (en este caso, de tu cara) que quieres cambiar.

    El operar la cara tiene una “desventaja” (atención a las comillas) y es que, generalmente, el paciente suele casi siempre llevarse una mala impresión la primera vez que ve los primeros resultados.

    La cara es una parte muy delicada y, cualquier pequeño cambio que hagas, te notarás muy distinto si te comparas con tu anterior aspecto. Además, durante el postoperatorio, la zona que han operado estará hinchada y desfigurada, por lo que esa “mala impresión” se verá ampliada con una concepción errónea del resultado.

    Tenemos que pensar que, en la mayoría de los casos, hay que esperar semanas, por no decir dos o tres meses, con tal de ver el resultado final de la operación. Sin ir más lejos, para una rinoplastia (operación de nariz), se aconseja llevar cuidados durante 8 semanas pues, poco a poco, la inflamación irá remitiendo y la nariz irá adquiriendo la forma adecuada.

    En otros muchos casos, se necesita de una segunda operación para remodelar la zona tratada. Hay que pensar que la zona operada puede sufrir una pequeña deformidad durante el proceso de cicatrización, por lo que los retoques estéticos posteriores son muy normales (y cada vez menos comunes) y hay que tenerlos en cuenta.
    Las mejores operaciones faciales

    Hecha esta pequeña introducción, pasamos a contaros cuáles son las operaciones estéticas más demandadas para la cara. Iremos añadiendo el máximo de información que podamos para que puedas estar bien informada de ellas.
    Injertos capilares para la alopecia

    Si descartamos los factores psicológicos como causa de la pérdida de pelo, los injertos capilares son una solución excelente si quieres volver a lucir una buena melena.

    Atrás quedó la época en la que se utilizaban injertos sintéticos. Hoy en día se utiliza el propio pelo del paciente, extraído de zonas como la nuca, los cuales son asimilados mucho mejor por el cuerpo. Te harán esos injertos en las zonas donde el pelo escasea, y poco a poco volverá a crecer el pelo con normalidad como cuando tenías 20 años.

    Durante los primeros meses, en normal que ese pelo crezca de forma asimétrica e inconstante, e incluso es normal que veas que se te cae el pelo, pero no debes preocuparte, porque con el tiempo ese problema se arreglará solo.

    En este video, un doctor os explica cómo se realiza la “operación”, la cual puede durar hasta 7 horas por el número tan elevado de pelos a injertar.
    Remedio para las bolsas y ojeras

    Si hay algo que realmente afea el aspecto generalizado de la cara, se trata de la aparición de bolsas y ojeras en los ojos.

    Normalmente, cuando hablamos de bolsas y ojeras, solemos pensar que se trata de lo mismo y utilizamos estas dos palabras como sinónimos. En realidad, las bolsas son una pequeña acumulación de grasa o líquido que aparece debajo del ojo, mientras que las ojeras es la pigmentación de esa parte de la piel.

    Al ser dos cosas distintas, necesitan tratamientos diferente. Para las bolsas, podemos utilizar una blefaroplastia, que no es más que la extirpación de la piel sobrante de debajo del ojo. Para despigmentar las ojeras, tenemos más tratamientos, como por ejemplo el uso del láser.

    En el siguiente video, un médico os habla de lo que él realiza con una paciente con ojeras o bolsas, incluso habla de tratar todo esto sin necesidad de cirugía. Os aconsejamos que le echéis un vistazo pues es muy didáctico.

    Si queréis ampliar información sobre todo ésto, os aconsejamos que visitéis la siguiente página donde os hablan sobre todo lo relacionado con las bolsas y las ojeras en mayor profundidad.
    Mentoplastia

    Si el problema es que tienes un mentón que no te gusta, la operación estética que mejor te puede funcionar es la mentoplastia.

    En la mentoplastia, se puede utilizar tanto prótesis de silicona, como el propio hueso del paciente o, incluso, la propia grasa del paciente una vez depurada para darle volumen (en caso de que el mentón sea demasiado pequeño). Si pasa justo lo contrario, que el mentón es demasiado grande, se opta por quitar alguna parte ósea.

    El precio de la mentoplastia ronda los 2000 euros, pero sus resultados son muy favorecedores, por lo que creemos que es una buena inversión.
    Rinoplastia

    A la operación de nariz se le llama rinoplastia. Hablamos extensamente de esa cirugía facial, por lo que te recomendamos que leas el correspondiente post donde os explicamos con todo detalle cómo es la rinoplastia.
    Perfiloplastia

    Para cambiar radicalmente el perfil de la cara, lo que se lleva es realizarte una perfiloplastia, una operación “combinada” en la que se operan el mentón y la nariz.

    La perfiloplastia es perfecta si tienes una nariz y un mentón muy pronunciados, por lo que esa combinación de cirugía facial va a ser un cambio radical para el aspecto de tu cara.

    El precio de estas operaciones es elevado, sobre los 5000 euros, siendo común que esta cifra se incremente ya que, para darle más armonía al perfil de la cara, es natural tratar otras partes de ella, como el pómulo o los labios. En estos dos casos, se suelen utilizar tratamientos sin cirugía, como infiltraciones de colágeno.

    ACTUALIZACIÓN: Añadimos más información a este artículo como hacemos siempre.

    Cuando nos presentan a alguien en lo primero que nos fijamos es en sus facciones. No existe ninguna manera de tapar nuestro en esta sociedad en la que vivimos, por lo que resulta casi imperativo tenerla perfecta y mantenerla joven y sin imperfecciones. La industria estética, lo ha sabido ver y existe una gran variedad de terapias y tratamientos enfocados al rejuvenecimiento y el perfeccionamiento de nuestra cara. Vamos a echar un vistazo a algunos de ellos.

    A veces, a pesar de todos nuestros esfuerzos por tener la última generación en cremas y someternos a todo tipo de tratamientos que no requieren de una intervención quirúrgica, las imperfecciones aparecen y nos recuerdan que necesitamos ponernos en contacto con un cirujano plástico para remediarlas. Este especialista te recomendará la mejor manera de remodelar tu rostro y hacerlo perfecto, aunque en ocasiones, en su afán por conseguir una cara de muñeca de porcelana pretenda que cambies todas tus características faciales. Pero ahí estás tú para elegir lo que quieres hacerte y el dinero que puedes gastarte en ello.

    Seguro que tu problema tiene una solución más sencilla de lo que parece, ponte en manos de un profesional. En el mercado podemos encontrar todo tipo de opciones de cirugía facial, desde las menos invasivas, como los pequeños estiramientos de piel hasta las más complejas, como las rinoplastias, en la que se remodela la nariz, o las perfiloplastias, intervención en la que se intenta corregir tanto la nariz como el mentón.

    En esta sociedad tan preocupada por la estética y la belleza, cada vez son más los hombres que se someten a este tipo de intervenciones quirúrgicas para mejorar sus imperfecciones. Como se está generalizando su uso, ya existen operaciones diseñadas para ellos, como, por ejemplo, las prótesis diseñadas para simular los músculos pectorales o los abdominales sin necesidad de machacarse en el gimnasio. También son muy comunes entre ellos, los implantes en los glúteos.

    Pero hablando de las cirugías faciales, a las que más se someten son a las perfiloplastias que antes comentábamos, para hacer que su perfil sea más armónico; a las otoplastias, ya que por lo general no llevan el pelo largo y se les hace más complicado tapar las orejas; y las rinoplastias. Sin embargo también se interesan por la eliminación de las ojeras, por los estiramientos faciales y sobre todo, por los implantes capilares.

    ¿Cuáles son las operaciones más demandadas?

    Entre las intervenciones más demandadas, se encuentran, la eliminación de arrugas mediante láser o estiramiento cutáneo (lifting); las inyección de colágeno o la remodelación quirúrgica de los labios, generalmente para aumentarlos de volumen (queiloplastia); el aumento o remodelación de los pómulos (malarplastia); la eliminación de las ojeras o las bolsas bajos los ojos (blefaroplastia); las operaciones de remodelación o corrección de las orejas (otoplastia); remodelación y reestructura (tabique desviado) de la nariz (rinoplastia); corrección del mentón (mentoplastia), ya sea para hacerlo más prominente o más discreto; corrección o estiramiento de la papada (lifting); y por último, la intervenciones combinadas, cuya ventaja es la de corregirte varias imperfecciones pasando únicamente una vez por el quirófano.
    ¿Resultados no satisfactorios?

    A pesar de que algunas de las cirugías faciales son especialmente agradecidas, como los liftings o las otoplastias, en la mayoría de los casos, la primera impresión del paciente no es del todo satisfactoria, debido, entre otras cosas, a que las zonas tratadas están hinchadas e incluso amoratadas.

    Además, la cara es algo que nos vemos todos los días en el espejo y cualquier cambio significativo en ella nos cambia por completo el aspecto y tendemos a compararlo con el anterior. Los resultados finales se observarán tras unas semanas o meses de cuidados tras la intervención, así que no desesperes. Estas sensaciones son normales, no hay que preocuparse, sin embargo, debemos estar muy seguros de querernos realizar la intervención por todo lo que hemos expuesto.

    Por último, nos gustaría subrayar que se trata de un tratamiento quirúrgico que conlleva una serie de riesgos para la salud, por lo tanto, si nos hemos decidido a llevarlo a cabo, es mejor no escatimar en gastos y contratar al mejor especialista en la materia. Debemos tener en cuenta que nuestra salud va a estar en sus manos y que cualquier error puede resultar fatal. Por favor, sopesa todas las opciones y sobre todo, ponte en manos de profesionales cualificados.

  2. buenos días me gustaría saber si se puede hacer alguna cirugía para cambiar la forma del cráneo. lo que pasa es que mi cráneo es ancho a los lados me gustaría saber si se puede cambiar eso con una cirugía.

Deja un comentario

Required fields are marked *.